Amando

«Prejuicios raciales»

Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Albet Einstein

Desafortunadamente existe la ideología del racismo que defiende la superioridad de una raza frente a las demás y la necesidad de mantenerla aislada o separada del resto dentro de una comunidad o un país. Sin embargo esto no es lo que Jesús nos enseñó…

Un día, Él explicó y pidió a sus seguidores lo siguiente: “Ama a tu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y con todo lo que vales.” Y el segundo mandamiento en importancia es: “Cada uno debe amar a su prójimo, como se ama a sí mismo.” Ningún otro mandamiento es más importante que estos dos.” Marcos 12:30-31 TLA que maravilloso ‭‭sería que toda la humanidad obedeciéramos estos mandamientos, si así lo hiciéramos no habría tanto odio, maldad y resentimiento en el mundo.

Jesús nos pidió amar a nuestro prójimo sin importar, su raza, color de piel, nacionalidad, idioma, estatus financiero, grado de estudios, creencia religiosa, diferencias doctrinales, ideologías, etc. Él nos mandó amarnos así, tal como somos.

Estamos enfrentando tiempos de concientización a través del movimiento «black lives matter» afortunadamente esta generación está entendiendo que un color de piel no nos hace mas capaces o menos afortunados, todos somos importantes.

Es imposible no recordar a quién perdiera la vida por defender una causa justa para los Afroamericanos, me refiero al Pastor Martin Luther King, han pasado muchos años desde su muerte y el racismo sigue existiendo, sin lugar a dudas se trata de un problema en el corazón del hombre…

Para aprender el sencillo arte de vivir como hermanos necesitamos eliminar los prejuicios esas opiniones preconcebidas, generalmente negativas, hacia las personas, Claudia Loring comenta que los prejuicios racistas se instalan en nuestro cerebro desde que somos pequeños y que es difícil librarse de ellos. Un ejemplo paradigmático es el Doll test, un experimento psicológico concebido en los años 40 en Estados Unidos para comprobar el nivel de marginación percibido por los niños afroamericanos debido a perjuicios, discriminación y segregación racial.

El experimento se repitió en Italia en 2016 y sus resultados volvieron a poner de manifiesto que estamos lejos de superar el racismo. Y es que eliminar los prejuicios asociados a la etnia requiere de un ejercicio de consciencia, de análisis y esfuerzo que muchos ni siquiera están dispuestos a hacer.

Sin embargo debemos tener respeto, tolerancia, amor, educar a nuestros hijos para aceptar que una piel blanca, negra, trigueña, amarilla, no define el valor de una persona, debemos entender que todos somos diferentes y Dios nos creo a todos con el mismo amor y para un propósito grande, no nos despreciemos, al contrario amémonos y respetémonos unos a otros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s